2 de noviembre de 2010

3/10 WALL STREET 2: MONEY NEVER SLEEPS


Secuela de la popular cinta de 1987 "Wall Street". Oliver Stone vuelve a dirigir a Michael Douglas como el implacable tiburón de las finanzas Gordon Gekko, papel con el que consiguió el Oscar al mejor actor. Ambientada 20 años después de la original, Gekko es puesto en libertad después de cumplir una prolongada condena en prisión, encontrándose fuera de un mundo que en tiempos dominó. Buscando rehacer sus arruinadas relaciones con su hija, Gekko se alía con el novio de ésta, Jacob (Shia LaBeouf), quien comienza a ver en él la imagen de un padre. Pero Jacob aprende de forma amarga que el manipulador Gekko va detrás de algo muy distinto de la redención...

Todo en la película es previsible. No hay ningún tipo de intriga y la trama es tan absurda que cuesta tomar en serio a los personajes. Lo peor para mí ha sido ver como se destrozan los personajes de la que es una de las mejores películas de los ochenta y se desaprovecha de esta manera un excelente reparto.

Segundas partes nunca fueron buenas... con escasísimas excepciones.