21 de enero de 2011

6/10 CONVICTION (2010)


La cinta narra la historia de los hermanos Waters, un auténtico ejemplo de estoicismo y solidaridad sobre todo por parte Betty Anne, hermana de Kenny Waters que en 2001 fue puesto en libertad tras haber pasado nada menos que 18 años encarcelado en Walpole por un asesinato que no cometió. Betty Anne, por entonces camarera en un bar cualquiera, era una mujer de 28 años divorciada y con dos hijos. Tras ser su hermano condenado a cadena perpetua, y con la absoluta convicción de que él no había cometido el crimen que se le acusaba, se puso a estudiar derecho sacándose la carrera en un tiempo record y convirtiéndose en la representante legal de su hermano Kenny. Tras muchas penurias -incluyendo algún intento de asesinato por parte de su hermano-, Betty Anne logró exonerarlo después de que un análisis de ADN demostrase que él no había sido la persona que en 1983 había asesinado con treinta puñaladas a Katharina Brow.

El film habla de la lucha y la determinación por demostrar que el sistema se equivoca, que los resortes judiciales no están tan bien engrasados como se piensa  y más en EEUU dónde, parece ser, el principio de inocencia no se da siempre por hecho y de cómo es posible, frente a las adversidades, vencer a las injusticias.

Hillary Swank y Sam Rockwell inmensos, consiguen que vivas como tuyo el drama del film, te das cuenta de que ya no es una película cualquiera.

Lo mejor: Todo el reparto
Lo peor: Quizás un poco más de intensidad en algunos tramos.