17 de marzo de 2011

Recuerda: LA ÚLTIMA PELÍCULA (1971)


En la década de los 50, en una pequeña ciudad de Texas, un grupo de jóvenes afronta el paso de la adolescencia a la madurez marcados por una sociedad reprimida y cambiante en la que el cine y todo lo que representa muere en manos del poder de la televisión.

Han pasado muchos años desde que se realizó esta película, pero sus valores siguen intactos pese a que recrea una época aún más temprana, los primeros años 50, en un lugar de Texas polvoriento y desolado que pueblan unas gentes cuyas perspectivas no son precisamente las mejores.

En unos primeros años 70 en los que se recurría mucho a los artificios visuales y a montajes recargados, Bogdanovich opta con acierto por el blanco y negro, la sobriedad y la concisión. Creo que donde reside la grandeza de la película es en el retrato de una época, en las interpretaciones y en los personajes, muy bien definidos, matizados y cargados de sentimiento. Hay también bastante franqueza sexual y realismo aunque, quizás precisamente por ello, no mucho optimismo.

Una excelente película...