29 de agosto de 2011

6/10 EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS (2008)


Berlín, 1942. Bruno (Asa Butterfield) tiene ocho años y desconoce el significado de la Solución Final y del Holocausto. No es consciente de las pavorosas crueldades que su país, en plena guerra mundial, está infligiendo a los pueblos de Europa. Todo lo que sabe es que su padre -recién nombrado comandante de un campo de concentración- ha ascendido en el escalafón, y que ha pasado de vivir en una confortable casa de Berlín a una zona aislada. Todo cambia cuando conoce a Shamuel, un niño judío que vive una extraña existencia paralela al otro lado de la alambrada. 

"El niño con el pijama de rayas" no es la gran película del Holocausto, no es otra más de esas películas denuncia, no intenta ser un film de visión dura y apocalíptica de la tragedia judía. Todo esto ya se ha visto, ya nos ha impactado y está presente en todos, aunque no nos lo recuerden a diario. La historia ya la conocemos y Mark Herman lo sabe, por eso adapta esta sencilla historia, un cuento trágico que narra como un inocente niño descubre -aunque no quiera creer- el horror del Holocausto.

Lo mejor: Su escalofriante final.
Lo peor: La frialdad que desprenden algunas de sus secuencias.

1 comentario:

Happy Play La Garena dijo...

Me gusta mucho esta peli.

Bravo David