2 de enero de 2012

4/10 THE CHANGE-UP (2011)


Durante la infancia y la adolescencia, Mitch (Ryan Reynolds) y Dave (Jason Bateman) fueron amigos inseparables, pero con el paso de los años se han ido distanciando. Dave es un abogado enganchado al trabajo, se ha casado y tiene tres hijos. Mitch sigue soltero, es bastante inmaduro, trabaja a veces y vive sin ataduras de ningún tipo. Mitch cree que Dave lo tiene todo: una preciosa esposa (Leslie Mann), unos niños que lo adoran y un buen trabajo en un prestigioso bufete. Dave, por su parte, envidia a Mitch porque vive sin estrés ni presión ni obligaciones. Un día, después de compartir una gran borrachera, los mundos de Mitch y Dave se vuelven del revés: cuando se despiertan cada uno ocupa el cuerpo del otro, de modo que no tendrán más remedio que intercambiar sus papeles.  

Comedia típica de Hollywood, apta para un público poco exigente dispuesto a soltar alguna que otra carcajada y a sonreír en varios pasajes, pero sin esperar a quedarse realmente con algo que valga la pena conservar. La interpretación de los dos protagonistas es lo más destacado, en una cinta que trata un tema visto miles de veces en el cine, pero contado de otra manera.  

Lo mejor: Bateman y Reynolds 
Lo peor: casi todo lo demás