7 de enero de 2012

7/10 LA PIEL QUE HABITO (2011)


Desde que su mujer sufrió quemaduras en todo el cuerpo a raíz de un accidente de coche, el doctor Robert Ledgard, eminente cirujano plástico, ha dedicado años de estudio y experimentación a la elaboración de una nueva piel con la que hubiera podido salvarla; se trata de una piel sensible a las caricias, pero que funciona como una auténtica coraza contra toda clase de agresiones, tanto externas como internas. Para poner en práctica este hallazgo revolucionario es preciso carecer de escrúpulos, y Ledgard no los tiene. Pero, además, necesita una cobaya humana y un cómplice. Marilia, la mujer que lo cuidó desde niño, es de una fidelidad perruna: nunca le fallará. El problema será encontrar la cobaya humana. 

"La piel que habito" no es una obra maestra, por supuesto, pero podría haberlo sido si su director hubiera sido más consciente del material que tenía entre manos y de cómo se debe contar esta historia para que funcione del todo bien. Prefiero sus historias originales, porque cuando Almodóvar adapta algo ya publicado, no le sale igual (como ocurrió con "Carne Trémula"). Quizás el director manchego se ha vuelto algo pretencioso y demasiado estrella como para intentar cambiar ahora, aunque nos sigue demostrando una y otra vez su genio detrás de las cámaras. No es su mejor película pero en general, a mí me sigue gustando mucho su cine. 

Lo mejor: Antonio Banderas 
Lo peor: el guión y algunos de sus personajes que son de risa